24 de octubre de 2013

Merkel llama a Obama para que le explique por qué espiaron su celular, EL MONIGOTE EN MÉXICO SIGUE MUDO

La Crónica de Hoy | Merkel llama a Obama para que le explique por qué espiaron su celular:
La canciller alemana, Ángela Merkel, pidió ayer explicaciones por teléfono al presidente Barack Obama nada más tener conocimiento de que su teléfono celular había sido intervenido por los servicios secretos estadunidenses y estaba siendo espiada de esta manera. El portavoz de Merkel, Steffen Seibert, ratificó en un comunicado la información adelantada poco antes por el semanario alemán Der Spiegel, quien señalaba desde su página de internet que el gobierno alemán se tomaba “muy en serio” los indicios que apuntan a que las conversaciones de Merkel fueron objeto del espionaje estadunidense.

“El Gobierno federal [alemán] ha recibido informaciones que apuntan a que el teléfono celular de la canciller es espiado posiblemente por los servicios estadounidenses. Hemos pedido enseguida a nuestro socio americano una amplia e inmediata aclaración”, manifestó Seibert.

“Información plausible”. La decisión de Merkel de llamar a Obama llega tras anunciar el gobierno alemán que considera “plausible” la información al respecto recopilada por los servicios de información alemanes y la Agencia Federal de Seguridad de ese país europeo.

Al contrario que otros mandatarios u gobiernos, que también han sido espiados por la National Security Agency (NSA) de EU, Merkel no emitió una nota de queja diplomática o mandó a pedir explicaciones al embajador estadunidense, la canciller prefirió que Obama en persona le dijese si era cierta o no la información que le había llegado, y en caso de que sí, por qué Estados Unidos estaba espiando las llamadas y los mensajes de la líder de un país amigo.

“Grave abuso”. La canciller advirtió por teléfono al mandatario estaduniense que “si se comprueba la veracidad de las informaciones, tales prácticas son totalmente condenables y absolutamente inaceptables”.

Merkel dijo a Obama que dos países “socios y amigos” como Alemania y Estados Unidos no deben permitir ese tipo de espionaje de las comunicaciones.

“Sería un grave abuso de confianza. Esas prácticas deben concluir de inmediato”, añadió la canciller.

Washington lo niega. En respuesta al enojo de Merkel, Obama le aseguró que “Estados Unidos no está monitoreando ni monitoreará sus comunicaciones”, según dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en su rueda de prensa diaria.

El portavoz de Obama indicó, además, que Estados Unidos sigue “revisando” la forma y los métodos con los que operan sus servicios de inteligencia en el extranjero.

Reclamo

La canciller se suma a la lista de agraviados

Desde que el ex técnico de la CIA Edward Snowden destapó el escándalo del programa de espionaje masivo de Estados Unidos, la presión internacional sobre Washington por las escuchas no ha dejado de aumentar.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, boicoteó una visita de Estado a Washington, tras conocer en septiembre que la NSA no sólo había espiado a sus ministros y empresas, sino su propio celular.

En Colombia, el presidente Juan Manuel Santos también pidió explicaciones cuando los papeles de Snowden revelaron que EU había sometido a un intenso control sobre el gobierno de Bogotá y los movimientos de la guerrilla de las FARC.

México, aunque de manera más discreta, protestó tras conocerse que la NSA también espió directamente a Enrique Peña Nieto, cuando era candidato y luego cuando era presidente, al igual que a Felipe Calderón en 2010, cuando era presidente.

Asimismo, espió masivamente a Francia y a Gran Bretaña, aunque en este país, con permiso del gobierno de David Cameron.
'via Blog this'