28 de noviembre de 2013

El gobierno de Peña Nieto todavía no enseña los dientes: Taibo II (VIDEO)

Entrevista Záyin Dáleth Villavicencio con Paco Ignacio Taibo II - 21 septiembre 2013 - 3El gobierno de Peña Nieto todavía no enseña los dientes: Taibo II (VIDEO) - Revolución Tres Punto Cero:
Záyin Dáleth Villavicencio / @ZayinDaleth3_0

(24 de septiembre, 2013).- “No pidamos milagros, Dios no está en nuestras filas. Dios es de derecha y nos lo ha demostrado los últimos dos mil años” fue la primera frase de Paco Ignacio Taibo II. El escritor mexicano de novela negra, quien, sin abandonar su vocación literaria, se ha dedicado durante los últimos años al activismo social, “¡a tratar de despertar al pueblo chinga!”, como él mismo diría.

Lleno de anécdotas y con una claridad casi insuperable, el novelista se disponía a hablar del tema que durante los últimos meses lo ha llevado a recorrer el país de una manera incansable, “el proyecto de despojo salvaje de Enrique Peña Nieto y las reformas que combinan corrupción, neoliberalismo a la mexicana y PRI”.

Minutos antes de iniciar la entrevista, Taibo II dejó de lado los sitios comunes y, como es su costumbre, hizo fluir las palabras. Entonces, hizo hincapié en generar una sola lucha contra las reformas: “Es fundamental ir trazando puentes. Si no construimos un movimiento unitario contra las reformas, nos van a fragmentar y nos van a ir golpeando uno por uno”.

Ante la fuerte ofensiva, la respuesta debe ser un “no” a los llamados excluyentes; “hay que presionar para la unidad hacia arriba […] y para abajo lo que hay que hacer es no centrarse en una sola lucha y abandonar la otra”, afirmó.

“Presionar hacia arriba y construir por abajo, ése es el camino. La creación de frentes a escala local, por ahí va la cosa […]”.



Hizo una pausa para darle el golpe a uno de esos cigarros cubanos H. Upmann, seguido de un trago de Coca-Cola. Porque, ¿cómo imaginar a Paco Ignacio Taibo II sin esos motivos? Y entonces prosiguió…

“Pienso que el gobierno de Peña Nieto todavía no enseña los dientes. Ha lanzado las primeras ofensivas tratando de consolidar un marco legal donde pueda moverse con alegría singular en el programa de despojo a la nación y saqueo, pero todavía no enseña los dientes”.

No obstante, ante la hipótesis de que Enrique Peña Nieto continúa con la línea privatizadora que emprendió Carlos Salinas de Gortari desde la década del ochenta, el autor de la biografía más leída del Che Guevara consideró más grave la embestida de la actual administración priista.

“Creo que ahora hay mucha más intensidad y cuando me pregunto por qué, encuentro una respuesta muy rara y es que Peña Nieto tiene que pagar las deudas de la campaña, que no sólo son muchas sino que son peligrosos los cobradores”.

Por eso, manifestó: “La única hipótesis que se me ocurre para pensar el por qué de la virulencia del neoliberalismo a la mexicana de Peña Nieto, es que tiene que pagar los costos de la campaña, aparte de que está en la línea tradicional salinista del neoliberalismo, aparte  de la corrupción del PRI y de que llevaba muchos años sin meterle el diente al botín federal”.



Y a todo esto, el PRD les ha hecho el juego

Mientras tanto, los miembros del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes se ostentaban de izquierda y se cobijaban con las banderas del pueblo, le han dado la espalda.

“Los que firmaron el Pacto por México, la dirección nacional del PRD, han pasado a la categoría de traidores, chaqueteros, culeros y malignos. No merecen ningún respeto después del fraude electoral de Peña Nieto y la compra de las elecciones, hay que tener muy poca vergüenza para sentarse con él a firmar un pacto cuyos contenidos centrales son el desarrollo de un proyecto neoliberal corrupto contra la población”.

“En particular los chuchos ya no tienen salvación, ya no podrán decir que son de izquierda, porque ya son cadáveres políticos dentro de la izquierda y terminarán siendo mayordomos carga portafolios del PRI”.

Ante la  embestida de la oligarquía y la traición de quienes se decían de izquierda, la organización desde abajo se hace más necesaria que nunca: “el neoliberalismo es insultante a la razón, !chinga!, no sólo a los sentimientos y no sólo a la justicia elemental. O despertamos o nos chingan, compañero”.




'via Blog this'