3 de diciembre de 2013

Primer año de gobierno de EPN en lo económico fue una desilusión: IMEF

Primer año de gobierno de EPN en lo económico fue una desilusión: IMEF:
De aprobarse la reforma energética en los términos propuestos por el gobierno se podría esperar un aporte al crecimiento económico del país a partir del 2015 y en adelante
POR:   LA JORNADA  lunes, 02 de diciembre del 2013
Foto: Vanguardia/ Archivo


México, DF. El primer año del gobierno de Enrique Peña Nieto, en el terreno económico fue una desilusión, consideró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Jonathan Heath vicepresidente del IMEF afirmó que al inicio del año se esperaba un crecimiento del 3.5 por ciento, sin embargo el menor desempeño de Estados Unidos y una baja en las exportaciones petroleras mayor a lo que se había anticipado fueron factores externos que combinados con factores internos como el deterioro del sector de la construcción y la contención del gasto ocasionaron esta caída.

Explicó que estos elementos conformaron una “tormenta perfecta” porque tomaron por sorpresa incluso a los analistas que no consideraban una caída tan severa por lo que se prevé que haya un crecimiento en 2013 de apenas 1 por ciento “si bien nos va”.

En torno al panorama para el próximo año el especialista aseguró que aun en el caso de que se apruebe la reforma energética no tendrá un impacto económico en el 2014 porque habrá que esperar la conformación de las leyes secundarias. Además, se espera un año de mucha agitación política porque hay un sector nada despreciable que se opone a la apertura del sector energético por lo que muchas empresas y sectores estarán atentos al ambiente político para llevar a cabo sus inversiones.

En el mejor de los casos, agregó, de aprobarse la reforma energética en los términos propuestos por el gobierno se podría esperar un aporte al crecimiento económico del país a partir del 2015 y en adelante.

Jonathan Heath en conferencia de prensa consideró que hay señales incipientes de una recuperación en la economía mexicana pero aún son débiles y podrían ser interrumpidos por factores internos y externos.

Señaló que para el futuro el consumo de las familias será débil por la reforma fiscal en la que los hogares tendrán menores ingresos además del endeudamiento en que cayeron por las compras incentivadas en el Buen Fin que prácticamente fueron a través de tarjetas de crédito.
'via Blog this'