4 de diciembre de 2013

MALANDROS del PRIAN dejan campo libre para que políticos compren medios de comunicación con publicidad oficial

La Reforma Política PRI y PAN “olvidó” tocar la publicidad oficial, vía de chantaje y compra de medios: expertos | Sin Embargo:
Por: Redacción / Sinembargo - noviembre 29 de 2013 - 0:05
De revista, México, TIEMPO REAL, Último minuto - 11 comentarios



Ciudad de México, 29 de noviembre (SinEmbargo).– La Reforma Política que intentan imponer los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) desde el Pacto por México no tocará la publicidad oficial, fuente multimillonaria de recursos para que los partidos políticos, gobernadores, alcaldes y el gobierno federal compren o limiten a los medios de comunicación, denunciaron expertos y organizaciones civiles.

Ayer, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) dejó esa mesa de negociación, y también el Pacto por México.

Hace más de un año, recordó Justine Dupuy, de Fundar, el entonces Presidente electo Enrique Peña Nieto, prometió regular la publicidad oficial pero no cumplió.

Los especialistas dijeron que los mismos medios mexicanos, y sobre todo los impresos, no han impulsado la regulación de la publicidad oficial porque no les conviene: en los estados de la República, la principal fuente de ingresos llega a la mayoría de la prensa desde el gobierno, y esto quedaría transparentado, agregaron.

“La publicidad oficial ha sido uno de los nichos de menos diálogo dentro de las negociaciones de la reforma, pesar de que se han presentado más de 10 iniciativas. Pero ninguna se ha discutido en las cámaras”, dijo Ana Cristina Ruelas, oficial del programa de acceso a la información del capítulo México de la organización internacional Artículo 19.

“A pesar de que la sociedad civil ha presionado, ni los medios ni las legislaturas se han pronunciado sobre la transparencia en la publicidad oficial”, agregó. “La razón es que no hay actores que tengan la capacidad de mandato para regular, pero además no hay un interés real de los medios de comunicación para regularlo, porque esto significa que habrá más claridad en las pautas publicitarias”.

“La publicidad oficial es un instrumento de censura que utilizan políticos y gobierno, pero también es una vía para negociar las pautas publicitarias. La mayoría de los impresos, a nivel estatal, dependen hasta en un 50 por ciento de la pauta oficial. La regulación pone el riesgo estos ingresos de los medios”, agregó.

La Organización de Estados Americanos (OEA) impone que debe haber un tope en la publicidad oficial, recordó. “Pero hay estados en donde la asignación de la publicidad oficial se hace por debajo del agua”, dijo Ruelas.

“Lo que nosotros pedimos es que, si bien se dejó fuera de la Reforma Política, tendría que estar dentro de los transitorios una fecha específica para la publicación de una ley que regula la publicidad oficial. Si no, estamos en las mismas”, expresó.

CHANTAJEAR Y CONTROLAR

“Sin la regulación debida a la publicidad oficial dentro de la Reforma Política, ésta no servirá de nada”, afirmó Justine Dupuy, investigadora de Transparencia y Rendición de Cuentas en el Proyecto de Publicidad Oficial de Fundar.

El contenido de la publicidad actual no informa y en muchos casos sólo sirve de propaganda, pues en la regulación se desconoce cómo se asigna a los medios y no se sabe con qué base o qué criterios se otorga, explicó.

“Esto la convierte en una herramienta para chantajear y controlar a los medios. En los casos que hemos podido documentar se destaca que es ahí donde radica el control del Estado sobre medios”, destacó.

“Por eso decimos que si la Reforma Política busca fomentar elecciones libres, éstas no se darán si los medios de comunicación no son libres”, insistió Dupuy.

La especialista añadió que el cambio no servirá para nada, a reserva de cómo salga en el Congreso, porque ese es justo el punto que falta, y que ni siquiera está en el dictamen que este jueves se ha comenzado a debatir entre los legisladores.

“Es un pendiente que los legisladores tienen desde hace seis años: el de cambiar el Artículo 134 constitucional para prohibir el uso propagandístico de la publicidad oficial”, dijo.

También acusó a Peña de no cumplir su promesa.

El 13 de julio de 2012, el entonces Presidente electo Enrique Peña Nieto escribió en el diario Reforma: “Impulsaré la creación de una instancia ciudadana y autónoma que supervise la contratación de medios de comunicación con fines publicitarios, en todos los niveles de gobierno”.

Pero eso no sucedió. Tan es así que el punto no estuvo ni siquiera considerado en el predictamen y luego en el dictamen que esta mañana se aprobó en el Congreso.

En varias propuestas del PAN y el PRD estaba presente hacer esa ley secundaria, comentó. Pero ahora lo único bueno que podría pasar es poner una nueva fecha para los transitorios, sería un piso mínimo para seguir esperando esta regulación, expuso.

PUBLICIDAD OFICIAL, A LA ALZA

De acuerdo con estadísticas de Funda, a lo largo del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa se documentaron sobre ejercicios, gastos millonarios y asignaciones discrecionales de los recursos para publicidad oficial.

De 2007 a 2012, la administración pública federal gastó 27 mil 165.56 millones de pesos para el concepto 3600 publicidad y comunicación social. Con este presupuesto, el gobierno de Calderón Hinojosa hubiera podido construir 2 mil 716 escuelas primarias con capacidad para 100 niños. De éstos 27 mil 165.56 millones, 66 por ciento se sobreejercieron; es decir, se gastaron 17 mil 907 millones de pesos más que los 9 mil 258 millones originalmente presupuestados.

Sin embargo, y a pesar de las promesas políticas del nuevo gobierno, el Presidente Enrique Peña Nieto no ha mostrado señales de cambios en esa práctica “ni indicio de voluntad política para caminar hacia una regulación y control del gasto”.

Al contrario, destaca Fundar, los recursos presupuestados no disminuyeron.

Ahora, el monto asignado a la publicidad oficial para 2014 es similar a lo presupuestado en los últimos tres años y alcanza el total de 2 mil 116.02 millones de pesos.

Este monto equivale a la mitad del recorte en gasto para cultura previsto en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para 2014. Peor aún, estos recursos son muy cercanos al monto de 2 mil 200 millones de pesos que se recortará en el presupuesto para las universidades públicas en 2014, de acuerdo con el análisis presentado por rectores hace unas semanas.

“ESTO DEBE TERMINAR”

Por su parte, Carlos Brito, del Movimiento YoSoy132, dijo:

“Con frecuencia el tema pasa como algo poco importante, pero como están las cosas hoy, los ciudadanos estamos pagando impuestos para financiar censura directa e indirecta a medios de comunicación, compra de autoelogios, autoritarismo, cajas chicas y todo tipo de desvío de recursos a través del gasto en publicidad oficial”

“No sólo es un tema de cuánto y cómo se gasta en esto, también de en qué se gasta y cómo justificamos la utilidad social de ese gasto. Limitar la publicidad oficial a la difusión de servicios públicos es lo más deseable. Lo que hoy prodomina es la promoción de la imagen pública de gobiernos e instituciones además de una supuesta y muy cuestionable ‘rendición de cuentas’. Esto debe terminar”, agregó.

Brito consideró que es una batalla cuesta arriba. “Los principales interesados en mantener las cosas como están hoy son los partidos políticos y ciertos medios, principalmente las televisoras, la mayor parte de los recursos. Nos quieren hacer creer que así son las cosas y nunca se van a poder cambiar, pero hay muchos modelos a nivel internacional que podemos explorar para regular esto”.

“Ya de por sí era preocupante lo que proponía Enrique Peña Nieto para salir del descalabro que tuvo sobre este tema durante 2012: regular la publicidad oficial centralizando su gasto. Ahora ni siquiera se está tocando el tema. Se está excluyendo de manera deliberada de las discusiones en la Reforma Política”, manifestó.
'via Blog this'