29 de noviembre de 2013

PRIAN se alista a privatizar PEMEX ya con el compinche perredista fingiéndose oposición

Alistan PRI y PAN reforma energética | Nacional | El Diario:
Excélsior | 2013-11-28 | 21:28
Distrito Federal— A unos días de que comience el proceso de dictamen de la reforma energética a nivel constitucional, los senadores del PRI y el PAN avanzaron ayer en los planteamientos del borrador que será presentado hoy viernes, y que de acuerdo con los legisladores combina las propuestas de ambas fuerzas políticas en los artículos 27 y 28, con base en los propuesto por expertos.

Así, en el Artículo 27 no se incluirá la palabra “concesiones”, como propone el PAN, y se mantendrá la palabra “contratos”, como propone el presidente Enrique Peña Nieto, pero se incluirá en la exposición de motivos que el Estado tendrá la oportunidad de signar contratos de amplio espectro, para que se pueda aplicar un modelo de acuerdo a las necesidades de los yacimientos de que se trate.

Para el caso del artículos 28, el planteamiento es que se mantengan el petróleo y los hidrocarburos como actividades estratégicas del Estado, pero con la explicación de que tendrá la facultad de auxiliarse del sector privado para cumplir con la tarea de procurar la mayor riqueza para el país; las actividades de petroquímica básica sí dejarán de ser consideradas como estratégicas.

Los legisladores consultados añadieron que en materia eléctrica hay un acercamiento más hacia el planteamiento de Cuauhtémoc Cárdenas, para garantizar la seguridad energética en el sector, a partir de que la distribución de este servicio sea realizada sólo por el Estado.

Aunque estos planteamientos han sido informales, porque no existe una mesa de negociación hasta que no se apruebe la reforma político-electoral, los legisladores de ambos partidos han avanzado en el trazo del entendimiento que tendrán, entre ellos que el priísmo aceptó la existencia de un fondo soberano de las ganancias petroleras.

Esto significa que los priístas accedieron a que en el planteamiento que se hará público a partir de hoy se incluya el régimen transitorio, en el cual se trazarán los lineamientos de lo que contendrán las leyes secundarias, entre ellas el gobierno corporativo de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como el fortalecimiento de los órganos reguladores como la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión de Regulación Energética.

De acuerdo con la información recabada con los senadores involucrados en el tema, los panistas están firmes en que sólo se sentarán en la mesa formal de negociaciones hasta que se apruebe la reforma político-electoral, incluso lo pueden hacer unos instantes después de que el pleno la avale y la envíe a la Cámara de Diputados.

El 14 de noviembre, Excélsior difundió una entrevista con Jorge Luis Lavalle, panista integrante de la Comisión de Energía, donde advirtió que si el gobierno de Enrique Peña Nieto no define a la brevedad los lineamientos que se incluirán en las leyes secundarias, sus senadores no aprobarán la reforma constitucional, porque no darán un aval sin compromisos de transformación.

Desde el martes por la tarde, los senadores priistas y panistas comenzaron a diseñar la ruta que seguirán, a partir de la necesidad de que se debata abiertamente el tema y se deje el tiempo suficiente para que los diputados federales la analicen.

La base del acuerdo que construyen respecto a la ruta crítica es que las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, presidida por Enrique Burgos; Energía, encabezada por David Penchyna, y Estudios Legislativos Primera, del panista Raúl Gracia, sesionen de manera pública los días viernes, sábado, domingo y lunes; que a partir de la noche del lunes y hasta la mañana del martes se abra el margen para la aprobación del dictamen.

Después de eso, el dictamen quedará de primera lectura en el pleno el mismo martes y en la sesión inmediata posterior se abrirá a la discusión.

Con base en este esquema, los legisladores del PAN y el PRI diseñan el calendario, con el principio de que si es necesario tomar más tiempo, se hará, porque no quieren que quede arista alguna por analizarse y debatirse. (Leticia Robles de la Rosa/Excélsior)
'via Blog this'