26 de noviembre de 2013

MIENTRAS SALINISTAS convierten a gas producción de electricidad, energético duplica su valor

Se duplica el costo del gas importado:
CIUDAD DE MÉXICO.- En lo que va del año, México ha mantenido un crecimiento acelerado en el pago que realiza por la compra de gas natural en los mercados foráneos, toda vez que apenas inició la construcción de gasoductos que permitirán importar este combustible desde Estados Unidos a precios competitivos.

Según indicadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) en los primeros diez meses de 2013 registró un aumento de 104% en el valor de las importaciones, al pagar más de mil 970 millones de dólares por el energético.

Dicha cifra de 2013, significa poco más de mil millones de dólares más en comparación con los 965.7 millones del mismo periodo del año pasado.

Es así que el pago total por la importación de gas natural representa 8.6% de los 22 mil 874 millones de dólares que realizó Pemex entre enero y octubre por la compra de hidrocarburos en los mercados internacionales.

21goAdemás, los volúmenes de compra al extranjero se crecieron 20.6%, para cubrir la creciente demanda del energético.

El documento de Pemex señala que en lo que va del año se han adquirido al menos mil 310 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, 229 millones más en comparación con los mil 86 millones adquiridos en 2012.

Estos volúmenes son en su mayoría destinados para abastecer al sector industrial y para la generación de electricidad, por lo que una parte importante está destinado para los procesos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Dan prioridad al crudo

A pesar de la creciente demanda, la producción de gas natural de Pemex mantiene un crecimiento de 0.08%, al pasar de seis mil 353 millones de pies cúbicos diarios entre enero y octubre de 2012, a seis mil 358 millones en lo que va de 2013.

Para la paraestatal es prioritaria la inversión en exploración y explotación de crudo y no de gas natural, pues por el momento el hidrocarburo mantiene precios bajos en la región ante la revolución del gas shale en Estados Unidos.

Sin embargo, al no contar aún con la infraestructura necesaria para la importación de gas de EU, Pemex y CFE han tenido que comprar cargamentos a Oriente Medio, África y otras zonas para cubrir la demanda.
'via Blog this'