30 de noviembre de 2013

Las estrategias a corto, mediano y largo plazos de la CNTE sólo pueden ser de lucha - Pedro Echeverría V

https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSsFcq9OR3Pihwz2SZQIKfrXz5eIzWIQmVrISXLcD3N1_PyxYY_iw
Las estrategias a corto, mediano y largo plazos de la CNTE sólo pueden ser de lucha
Pedro Echeverría V.

1. La Coordinadora de maestros (la CNTE), ha convocado a una Convención Nacional de Trabajadores de la Educación para los días 6 y 7 de diciembre en la ciudad de México. Sería una de las más de quinientas y tantas grandes reuniones –con formas y características del tipo de congresos con mesas de trabajo y plenarias- que ha realizado a través de sus 33 años de historia. A veces pienso que no es necesario seguir dando vuelta a cuestiones que han sido ampliamente discutidas y asimiladas por los maestros; pero dado que estamos en medio de la batalla más importante en la historia de la CNTE, resulta urgente ponernos de acuerdo para batallas futuras.

2. Para construir cualquier estrategia de lucha de la CNTE debe primero hacerse: a) el balance de las fuerzas enemigas de la educación pública, gratuita, laica y popular, tales como las fuerzas del gobierno, de los empresarios, de los medios de información y de la ideología de la burguesía en su conjunto, y b) el balance de las fuerzas de los trabajadores del magisterio, sus apoyadores y aliados. Si no analizamos objetiva y subjetivamente las fuerzas que buscan la plena privatización de la educación, como parte de la política privatizadora que viene aplicándose aceleradamente desde 1982, cometeremos grave error. Y si creemos que todos los maestros están conscientes, sería otro error.

3. El gobierno de Peña Nieto del PRI no es fuerte, pero el PRI y sus apoyos empresariales, de los medios de información y políticos, si han sido históricamente poderosos. Puede decirse que los gobiernos de De la Madrid y Zedillo, no fueron fuertes comparados con los de Salinas, Fox y Calderón, pero en los análisis no deben predominar las actitudes personales sino las coyunturas en cada sexenio. 1982 no debe olvidarse porque es lo que se llama un “corte histórico”, es decir, aunque los gobiernos anteriores estuvieron al servicio de la burguesía y el desarrollo capitalista, ese año significó la imposición del neoliberalismo y la privatización de manera abierta: El estado entregó todo a la iniciativa privada.

4. La lucha contra la privatización de la educación estaba inscrita por lo menos desde 1982; sólo se debe a los maestros vienen luchando desde hace 90 años, cuando surgieron en escena. Se han dicho millones de discursos contra el neoliberalismo, pero muy pocos, casi ningún sector, batalló contra la feroz privatización de los servicios de salud, de los ferrocarriles, de los bancos, de los ejidos, de teléfonos, de las comunicaciones, etcétera. Se salió una o dos veces a protestar, pero nada más. Por eso los maestros son la vanguardia indiscutible del movimiento social, porque son los únicos que han salido a defender sus intereses siempre y los 9 meses que van en 2013.

5. A corto,  mediano y largo plazos tres son mis preocupaciones: a) La precisión de los objetivos y las demandas principales; b) Mayor capacitación política-ideológica de los cuadros y las bases, y c) Buscar financiamiento para elaborar abundante propaganda y recorridos a los estados. Sí es urgente expulsar a los “charros” de su madriguera, pero para hacerlo de manera democrática y contundente, debemos tener muy preparados a los maestros de modo que sean ellos los que con sus movilizaciones los hagan correr. Sin embargo sigue siendo difícil porque el gobierno siempre ha apoyado totalmente a los líderes espurios.

6. Debemos acelerar la capacitación ideológica de cuadros mediante lecturas, conferencias y debates acerca del sindicalismo (historias y experiencias) con el fin de que miles de cuadros logren el nivel adecuado para el intenso trabajo sindical y político en los estados. La estrategia para ello es primero abarcar los estados más avanzados para consolidarlos y luego los de menos desarrollo político.  “No debemos desperdiciar pólvora en infiernitos”; tenemos que atacar los problemas más importantes que nos permitan avanzar. Combatamos todo aquello que nos quiera romper la poca unidad que hemos logrado en nuestras batallas.

7. Hay un enorme trabajo al frente y es mucho lo que debemos analizar y discutir. No debemos confiar ni un ápice en nuestros enemigos: gobierno, empresarios, medios de información. La Convención es un buen foro para construir nuestras perspectivas, pero también para trazar tareas bien pensadas y planeadas. Asistamos todos los que podamos; llevemos ponencias y defendámoslas. Debemos felicitarnos por pertenecer a un gremio que sirve directamente a la educación del pueblo y está integrado por luchadores sociales que aprendieron a defender su trabajo, sus derechos y al pueblo trabajador. (29/XI/13)



'via Blog this'