23 de noviembre de 2013

A 46 días de huelga de hambre, la exigencia de libertad sigue presente

noviembre 23rd, 2013  |  Published in Notas

Por: Rodríguez Escobar Alejandra Natalia

A 46 días de la huelga de hambre de Mario Gonzáles, se llevó a cabo una conferencia de prensa en el Centro de comunicación social (CENCOS) en donde su abogada, familiares y compañeros dieron parte de su estado de salud y situación legal.

Isabel Varela, profesora del Colegio de Ciencias y Humanidades, plantel Naucalpan, señalo que Mario se ha distinguido por ser un alumno ocupado por las causas sociales y la organización estudiantil, que se opuso a la reforma de los doce puntos en el CCH, por considerarla un planteamiento que apunta a la privatización de la educación en los colegios.

La maestra menciono que las autoridades de la Universidad Autónoma de México, mandaron una amenaza escrita al plantón que se sostenía a las afueras de rectoría antes del dos de octubre, día de la detención de Mario, donde se apuntaba que tenían ya una persona con antecedentes penales y que podía residir si no se quitaba el plantón. Esto considera es una amenaza directa al estudiante. Mario fue uno de los expulsados del CCH Naucalpan e Isabel Varela hizo un llamado a reincorpóralo a la universidad y otorgar la libertad inmediata del estudiante.

Nuria Ramírez  familiar de Mario Gonzáles García denuncio que el director del reclusorio Oriente,  Emilio Velásquez ha incitado a que su compañero deje la huelga: “en  dos ocasiones le han negado el agua, pese a que es lo único que ingiere, le han quitado la luz de su celda, apelando a que es un castigo por no comer, así se lo han hecho saber los custodios a Mario y el medico del penal Víctor Manuel Mora Echeverría, lo  ha llevado en dos ocasiones a las oficinas de reclusorio para obligarlo a firmar un papel donde dice que dejara la huelga de hambre, además de que mi compañero se encuentra en una celda de 4 personas donde hay 17 reclusos.”

Lizbeth Lugo abogada  en el caso menciono: “Los delitos fincados como sabotaje a la paz no son comprobables, porque en ningún momento el preso se negó a ser aprendido los videos presentados lo comprueban y los causantes que son dos policías de la Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal  no han declarado, a los detenidos junto con Mario se les obligo a declarar sin su abogado y el 8 de octubre se pagó la fianza de 130 mil pesos, una fianza muy alta para delitos no graves, como todo ciudadano Mario tiene derecho a llevar su proceso por fuera.”

Sin embargo se giró una orden de re aprensión al considerarlo la jueza Marcela Arrieta, un sujeto de “peligrosidad social”, esta determinación solo es posible cuando se hacen estudios psicológicos y psiquiátricos, además de haber delitos graves que perseguir, y Mario no entra en ninguna cuestión, “No hay sustento legal para mantenerlo preso, su negativa a la libertad es por motivos políticos” asevera Lizbeth Lugo.

Sebastián Ponce Mendoza, medico particular de Mario, menciona preocupado que el estudiante ha entrado en la fase tres que es valorada como severa, donde la proteínas de su organismo ya no son suficientes para el buen funcionamiento del cuerpo; “ha presentado calambres musculares y algo de anemia en su sangre, por su condición física está resistiendo, además por su convicción que él tiene por qué le están trasgrediendo sus derechos políticos y ciudadanos” sostiene Sebastián Ponce.

En esta tercer etapa de la huelga es donde los daños físicos y neuronales se presentan y dejan secuelas de manera permanente.

Por último el luchador social Ignacio del Valle señalo a la huelga de hambre de Mario como una acción de resistencia y convicción ante la injusticia que el joven vive, manifestó su apoyo total a su decisión de luchar de ese modo.