19 de octubre de 2013

VOCES A DEBATE. - Proyecto nacional y cambio social

HERNANDEZ Todos los juguetes

VOCES A DEBATE.

Proyecto nacional y cambio social     /// Periódicos y Medios de Comunicación-Internet.

Norberto Amaya        /// México, D.F. a 13 de Octubre de 2013.

Para Clara Selene, uno de los amores de mi vida; de las lunas, la de octubre es más hermosa.

La reflexión que muchos vienen haciendo sobre México y el cambio necesario, va acompañada de emociones y una firme determinación de asumir responsabilidades individuales y colectivas. En los estados y municipios del país se abordan las cuestiones regionales y las fortalezas y debilidades de la democracia actual y la economía existente.

La urgencia de elaborar un proyecto nacional acorde a las necesidades de los más de cien millones de mexicanos, obliga a ser puntuales en la elaboración de presupuestos, inversiones, metas de corto y largo plazo y establecer las condiciones elementales de crecimiento del mercado interno tomando en cuenta la globalización. No todos los que gobiernan asumen con plenitud sus compromisos, los más lo hacen sobre la base de compromisos previos y no les interesa la gente o los resultados.

Sabemos que en cada uno de los procesos electorales, deben someterse las propuestas al escrutinio de las urnas, sin embargo hay quienes ni siquiera presentan programa alguno y mucho menos asumen compromisos reales para cumplir con sus electores. La democracia electoral actual no obliga a nadie a rendición de cuentas reales ante sus votantes.

Los diputados, senadores, gobernadores y presidentes municipales, dicen unas cosas en campaña y hacen otras acciones cuando son gobierno. El poder los transforma, traicionan principios y valores y se traicionan a sí mismos. Ellos lo saben, pero lo que les importa es la acumulación y el dinero fácil.

En seminarios, talleres o asambleas, todos reivindican ideas y concepciones sobre la realidad que vivimos, la mayoría tiene razón en el balance que hace sobre el presente y el futuro de México. No se necesitan grandes herramientas para señalar errores e incapacidad de la élite gobernante; de la corrupción de la clase política ; de la pérdida de autonomía de instituciones y órganos de fiscalización y ; la nula separación de poderes en una federación. Es grave que políticos no entiendan el concepto de nación y soberanía.

Todo proyecto de cambio, debe acompañarse de una enorme movilización social y un real acuerdo nacional que sea garante de la integración real de las mayorías en la toma de decisiones. No sucede así, por el contrario, a la sociedad se le niega información y el destino de pueblos y regiones se define en sólo unas cuantas personas. La perversión del ejercicio del poder público y económico es enorme. La sociedad no aguanta más, es por eso que hoy, en diversos foros se exige transparencia, cambio de rumbo y modificación absoluta del modelo económico.

Los estados del sur-sureste reclaman atención justa, sobre todo ahora que han sido severamente dañados por los fenómenos naturales, mismos que tienen origen en la nula aplicación de planes de desarrollo y crecimiento y hay que apuntar que también es resultado del cambio climático, como parte y esencia del capitalismo salvaje y depredador. No habrá políticas públicas eficientes y con resultados positivos, si no se asume un " Proyecto de cambio nacional con justicia social y apoyo a los jóvenes, con empleo, inversión y producción en campo y ciudades ". Los ciudadanos tienen la palabra y decisión para evitar más equivocaciones.

En la ruta que varias asociaciones civiles, grupos regionales, empresarios, productores y académicos se han trazado, está la clara definición de rumbo nacional, con verdadera integración de la zonas norte, centro y sur, pero también de abordar con seriedad una profunda reforma política. La democracia ya no puede seguir secuestrada por unos cuantos.

 En éste contexto es que se va consolidando paso a paso el Proyecto Nacional Ciudadano, mismo que hará alianzas y acuerdos necesarios con los sectores progresistas para tener un país digno y en el que podamos convivir TODOS con paz, trabajo, ingreso y progreso, esto es, con libertad, equidad e igualdad. ¡ Allá vamos !

P.D. En la sierra norte de Puebla y otras regiones de la patria, las transnacionales mineras, están destruyendo la ecología y contaminando el medio ambiente, todo esto con el aval de gobiernos corruptos y la mirada complaciente de los monopolios de la comunicación. ¡ No permitamos la destrucción de regiones, comunidades y cultura, el agua es vida ! Mail: nor.amaya@live.com.mx ; Twitter: @AmayaSI


'via Blog this'