18 de octubre de 2013

LA RATA SALINAS ACELERA ENTREGA: Pemex venderá dos plantas petroquímicas

Pemex logo Cuar 23062013El Financiero | Pemex venderá dos plantas petroquímicas:
Atzayaelh Torres / Sergio Meana



Petróleos Mexicanos (Pemex) enajenará las plantas petroquímicas de Tula, Hidalgo y de Escolín, Poza Rica, pues las opciones para reactivarlas se agotaron, afirmó Manuel Sánchez Guzmán, director general de Pemex Petroquímica (PPQ).


“Poza Rica y Tula no tienen, de acuerdo con el dictaminen, ninguna posibilidad de reactivación y estamos buscando como reubicar al personal. Hay dictamenes definitivos que se han elaborado en donde ya no hay posibilidad, en el alcance de nuestra visión, de qué hacer con ellas”, indicó Sánchez Guzmán.


En la planta de Escolín en Poza Rica donde se produjo –hasta 2005– polietileno de baja densidad trabajan cerca de 750 personas, mientras que en Tula, Hidalgo, donde también acabó la producción de acrilonitrilo y ácido cianhídrico –en 2005– trabajan 400 personas.


En entrevista con EL FINANCIERO, el directivo señaló que aún no existe una fecha definitiva para esta acción, pues está sujeta a que el personal que labora en estas plantas y que no tiene materia de trabajo desde hace más de 10 años sea relocalizado, una condición impuesta por el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), agregó Sánchez Guzmán.


“Años, años que pasa el camión en la mañana, el bus, se sube el trabajador totalmente uniformado, va al complejo, llega, se sienta –en el caso de un operador– va al cuarto de control, se pone el aire acondicionado, está el monitor prendido durante diez años sin que esté operando y se queda ahí ocho horas de su turno de trabajo sin hacer nada”, reveló.


A pesar de que ambas plantas llevan cerca de ocho años cerradas con personal operando, no ha sido posible su enajenación, puesto que primero se debieron buscar otras opciones, como producir otro tipo de productos o incorporar nueva tecnología.


Cuando ya agotas las alternativas de qué hacer con la planta y dictaminas que definitivamente hay que darla de baja, hasta ese momento es cuando vamos con el Sindicato y les decimos ‘a ver ahora si vamos a sentarnos seriamente a ver qué podemos hacer con este personal’”, expresó.


En total PPQ cuenta con una plantilla laboral de 14 mil 600 trabajadores, de los cuales cerca de 10 por ciento, es decir mil 400, no tienen materia de trabajo, estimó su director.


A pesar de estas ineficiencias en realidad esta subsidiaria es la única que participa en un mercado abierto, por lo que la reforma energética no les impacta ni positiva ni negativamente.


“En cuanto al tema de personal o de nuevas inversiones la reforma energética realmente no nos impacta ni positiva ni negativamente a PPQ en particular. Hoy por hoy yo puedo hacer todo”, aseguró Sánchez Guzmán.



Regresa a fertilizantes


Para reubicar a este personal, PPQ actualmente tiene un proyecto para integrar la cadena amoniaco-fertilizantes. Además, está buscando una alianza con una empresa mexicana –cuyo nombre es confidencial– para producir urea, un fertilizante.


“Pemex Petroquímica o Pemex está viendo la posibilidad de adquirir unas instalaciones de producción de urea, plantas que están existentes cerca de la zona que generarían nuevas fuentes de trabajo y habría que tripularlas… hay unos convenios de confidencialidad, pero sí son mexicanos”, afirmó el directivo.


El proceso de enajenación que empieza con el dictamen de que no hay más que hacer con la planta continúa con la aprobación del Consejo de PPQ y termina con la del Consejo de Pemex, el cual cuenta con la opinión del Sindicato en uno de sus asientos.


“El Sindicato quiere que se reactiven las plantas, estamos de acuerdo, es un deseo muy bueno, pero cuando se les demuestra que no hay forma es cuando entramos ya en una discusión de como reasignarle funciones al trabajador”, explicó Sánchez Guzmán.


Otro ejemplo de las plantas sujetas a este proceso de enajenación que sí terminó en una reactivación es la de Camargo en el estado de Chihuahua, la cual estuvo cerrada por falta de materia prima, en este caso gas natural.


“Con el boom, porque es un boom tremendo en los Estados Unidos, del shale gas, estando tan cerca de la frontera, estando nosotros ya desarrollando el tema de ductos para traer el gas, ¡caray!, se le ve la oportunidad de reactivarla. Su problema era de materia prima, hoy la podemos tener, ¡listo!, reactivémosla”, remarcó Sánchez Guzmán.

'via Blog this'