23 de octubre de 2013

Basura: hasta Calderón contra el espionaje; ¿y los 25 mil espías yanquis que viven en México? - Pedro Echeverría V.

11 datos clave sobre el supuesto espionaje de EU a México
Basura: hasta Calderón contra el espionaje; ¿y los 25 mil espías yanquis que viven en México?
Pedro Echeverría V.

1. El Diario O Globo de Brasil denunció actividades de espionaje de EEUU en México y en otros países latinoamericanos como Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y Venezuela. Dijo que en el caso mexicano interesaban asuntos relacionados con el sector energético, el narcotráfico y “secretos comerciales”. Se reveló que  Felipe Calderón avaló que el gobierno de Estados Unidos instalara en México equipo para interceptar comunicaciones. Peña Nieto denunció que de comprobarse el espionaje, el hecho sería “inaceptable”. Se detalla que diversas comunicaciones del entonces candidato presidencial Peña Nieto y de nueve de sus colaboradores cercanos habían sido interceptadas por la agencia estadounidense.

2.  El borrachín Calderón, que siendo presidente de México (2006-12) actuó como un criado de los EEUU aplicando su política asesina y económica, ahora levanta su dedito para protestar porque fue espiado por Bush y Obama. Sólo falta que otros criados como Salinas, Zedillo, Fox lo hagan. Sabía Calderón que andaba desnudo ante los ojos de la Casa Blanca y el Pentágono, pero pedía que lo tuvieran todo el tiempo en cinta. ¿Cómo se puede vivir en México sin que los yanquis conozcan los movimientos e identificaciones de los mexicanos si no existe secretaría de Estado, empresa privada, medio de información o partido político que no esté profundamente penetrado por los 25 mil agentes yanquis y colaboradores en México?

3. Dilma Roussef, la presidenta de Brasil, hizo rabietas, pero sabía que no podía expulsar al embajador en Brasil, decretar la salida de 50 mil agentes y menos romper relaciones. “aguantó vara”, como dicen aquí.  Aquí el Peña Nieto debe aguantar una vara mayor porque es tan dependiente el país de la política gringa que lo único que puede hacer es suspirar. México se parece a Puerto Rico: es un país “asociado en sociedad” con los yanquis y si no le gusta le cierran el mercado de compra y venta de artículos, de drogas, de trabajo de uno cinco millones de braceros (migrantes) para que vea nada más lo que se siente. ¿No es caso ahora tonta y cínica la protesta de Calderón?

4.  Nunca he tenido duda: los gobiernos de México del PRI, del PAN… también del PRD, además de corruptos han sido una bola de cínicos. Además, en el sistema capitalista –llámese yanqui, americano, europeo o asiático- para ser gobierno se requiere tener esas características. ¿O se puede llegar al gobierno sin poseer esas credenciales? Por eso los ciudadanos –de manera equivocada porque no conocen sus alcances- piensan que la política es una chamba más de esas que sirven para robar, para hacerse millonario en unos cuantos años y, además, para engancharse en un buen ingreso y negocio para gozar maravillosamente toda la vida. Lo que no saben es que la política de cada país define la vida.

5. La política es la ciencia y el arte de gobernar junto al pueblo y si esto nunca se ha dado porque todos los gobiernos sólo han servido a una minoría de ricos millonarios, no puede desaparecer como objetivo de nuestras ideas y batallas. El político debería contener una enorme cantidad de virtudes que lo ayuden a comprender las necesidades de la población para ayudarla a resolverlas. La virtud más importante es aceptar la igualdad, el carácter horizontal y rotativo de cualquier gobierno. No se trata de repetir los viciados programas y métodos de engaño y dominación del sistema capitalista que sólo benefician a una minoría sino, por el contrario, extirparlos para siempre para establecer otra moral que no puede ser otra que la colectiva y social.

6. El espionaje y la política burguesa o capitalista van de la mano y de acuerdo al poder que se tenga; aunque éste ha existido desde aquellos remotos tiempos en que surgió la propiedad privada. Yo espío, tú espías, nosotros espiamos, todos espían de arriba hacia abajo para acumular poder. Los ciudadanos mexicanos además de ser espiados por los yanquis  sufren espía de los gobiernos federal estatal y municipal en sus teléfonos, sus relaciones, en la escuela y el trabajo. Al 90 por ciento de la gente le importa un bledo que las tenga gravada en cinta, pero cuando menos te lo imaginas te asaltan, te llevan a la cárcel o te asesinan por culpa del espionaje. ¿Cuántas cámaras de manera ofensiva nos espían? (22/X/13)



'via Blog this'