25 de octubre de 2013

AFIRMAN gringos imperialistas que tienen obligación de espiar al mundo

Varios jóvenes protestan en Brasilia con caretas de Edward Snowden.EEUU dice que tiene 'obligación de saber qué pasa en el mundo' | ELMUNDO.es:
'Nuestras capacidades técnicas no tienen rival, pero nuestro Gobierno no opera sin control'

La portavoz del Departamento de Estado no quiere entrar a debatir si existe control judicial

 Varios jóvenes protestan en Brasilia con caretas de Edward Snowden. UESLEI MARCELINO
PABLO PARDOEspecial para EL MUNDO Washington Actualizado: 25/10/2013 22:11 horas
Estados Unidos "tiene la obligación de obtener información de lo que está pasando en el mundo, para defender a nuestros ciudadanos, a nuestros aliados y a nuestra patria". La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, ha arrancado en esos términos su habitual conferencia de prensa diaria. Tras esas palabras, ha quedado clara la postura del Gobierno de Obama con respecto al escándalo del espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de las conversaciones de jefes de Gobierno de países aliados y democráticos, como Alemania, Italia, Francia y España.

Claro que por intentarlo no quedó. La prensa hizo más de dos docenas de preguntas a Psaki, que fueron contestadas sistemáticamente en los mismos términos. "Cualquier servicio de inteligencia del mundo lo hace"; "Nuestras capacidades técnicas no tienen rival, pero nuestro Gobierno no opera sin ningún control"; "Las tres ramas del Gobierno [Ejecutivo, Legislativo y Judicial] juegan un papel en la supervisión de nuestras actividades de inteligencia"; "Nuestras agencias de inteligencia tienen las restricciones más duras que ha habido en la Historia"... y así sucesivamente.

Algunas de las afirmaciones de Psaki (o de sus evasivas, según como se quiera mirar), sin embargo, plantean nuevos interrogantes. Por ejemplo, la portavoz no quiso entrar a debatir si existe control judicial (al menos, mediante los tribunales secretos que supervisan el espionaje a ciudadanos estadounidenses) en el caso de los 'pinchazos' electrónicos a líderes extranjeros. La legislación estadounidense es muy clara a la hora de no dar a los extranjeros los mismos derechos que a los nacionales (véase Guantánamo) y una de las grandes cuestiones en este caso es si el espionaje de la NSA ha tenido algún tipo de control efectivo.

Para Psaki, sin embargo, todo esto es "una distracción", que no debe hacernos olvidar los aspectos claves de la relación trasatlántica, sobre todo en materia de Irán, Siria y el Tratado de Libre Comercio que la UE y EEUU han empezado a negociar este verano. Por ahora, según la portavoz del Departamento de Estado, no ha habido ningún intento de introducir el escándalo de la NSA en esos campos.

La portavoz del Departamento de Estado dejó claro que "esperamos más filtraciones" y usó en dos ocasiones la expresión "desde que Snowden entró en nuestras vidas", en lo que supuso una clara manifestación de quién es, para el Gobierno de Obama, el culpable del escándalo. Con respecto a lo que el embajador estadounidense, James Costos, podría decir al ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, el lunes, Psaki se limitó a decir que "se trata de conversaciones privadas al nivel de nuestros contactos diplomáticos".
'via Blog this'