16 de septiembre de 2013

¿Quién gana más dinero, el futbolista Cristiano Ronaldo o el presidente Peña de México? - Pedro Echeverría V.

http://cdn2.gossipcenter.com/sites/default/files/imagecache/fullsize_image/images/c/cristiano-ronaldo-062810-3.jpg
¿Quién gana más dinero, el futbolista Cristiano Ronaldo o el presidente Peña de México?
Pedro Echeverría V.

1. Cristiano Ronaldo se ha convertido en el jugador mejor pagado del planeta tras la mejora y ampliación de su contrato por tres años más, es decir hasta el 30 de junio de 2018. La renovación del portugués por 17 millones de euros netos por temporada, según ha podido saber de fuentes próximas al jugador, tendrá un coste total para el Real Madrid de 124,3 millones de euros (68.109 euros diarios) entre los años 2013 y 2018, mientras que el crack luso cada vez que se levante por la mañana ingresará 46.575 euros en su cuenta corriente, lo que vendría a percibir un mileurista en algo más de tres años. Unas cifras escandalosas en estos tiempos de desempleo, crisis y de recortes.


2. En México es muy difícil saber con precisión los salarios de los políticos porque cuando se publican es para esconder la verdad y decir que ganan poco. Sin embargo, lo que todos sabemos es que además de sus salarios cuentan con compensaciones muchos mayores, además de otros ingresos por comisiones, gratificaciones, premios. Lo que se sabe es que conservadoramente  los políticos de cada estado cobran al mes 120 a 150 mil, los diputados federales poco más de 200 mil, los senadores 300, los secretarios de Estado unos 400 mil, los del IFE y la SCJN unos 500 mil y el presidente de la República alrededor de 600 mil; esto más prestaciones para viajes, servicio médico y demás. Son también cifras escandalosas.


3. ¿Qué tiene que ver Cristiano Ronaldo con México? Su contrato firmado de 17 millones de euros, de 46.5 mil euros diarios, de 290 millones de pesos, da idea de los ingresos de futbolistas, políticos y empresarios mexicanos. Los políticos en México de manera permanente señalan que no alcanzan sus ingresos al de los funcionarios del sector privado que suelen ser el doble o triple del de ellos. Hay políticos como Pedro Aspe, Ernesto Zedillo, Ángel Gurría, Esteban Moctezuma, además de mil militantes del PAN, que han preferido ser funcionarios de la poderosa iniciativa privada, de empresas extranjeras, que del gobierno mexicano porque la diferencia de ingresos es muy notable. Es muy difícil que el futbolista Ronaldo gane más que alguno de los más poderosos empresarios de México.

4. La realidad es que el futbolista no sabe nada de política y el político ignora la práctica de futbol; pero ambos Cristiano Ronaldo y el presidente Peña Nieto, supieron que su oficio podría dejarle mucho dinero. Uno colgado de la enorme publicidad y de los millones de millones que gasta la fanaticada deportiva, y el otro –también colgado de la publicidad y de la fanaticada de todos los rejuegos de la política.  No todos los futbolistas cobran lo mismo, pero tampoco todos los políticos pueden tener los superiores ingresos de un presidente. Pero la pregunta es la de siempre: ¿Por qué los futbolistas, los boxeadores, los toreros, los artistas, obtienen muchos millones de pesos de ingresos?

5. Parece que es el fanatismo extremo de millones y millones de personas –muy bien dirigido por sicólogos empresariales de los medios de información- el que crea las grandes ganancias de la TV, radio, prensa y toda la publicidad que está a su alrededor. El estar hablando de fútbol todo el día, el tener programas y publicidad especial, alcanza para construir estadios, para crear mucho dinero para las empresas y para pagar insultantes salarios a los futbolistas y a los directivos. No puede haber ninguna duda de que el capitalismo tiene todo bien organizado. ¿Se imaginan una sociedad sin futbol, sin oficios religiosos, sin televisión y otras formas que se usan para entretener al pueblo y para evitar que piense?

6. El ingreso medio de los mexicanos es de 1,800 pesos al mes, de 138 dólares (es de 60 pesos, 4.4 dólares o 3.5 euros al día) Hay muchos que ganan un poquito más, pero hay otros más –sobre todo en el campo- que ganan menos. ¿Cómo entonces no preocuparse que futbolistas, políticos o empresarios obtengan ingresos mensuales o anuales que ni en toda su vida trabajando lograría obtener los trabajadores medios? Lo que obtienen esos personajes son ingresos muy ofensivos para la enorme mayoría de los seres humanos. La gente no se da cuenta, se ríe, incluso le parece justo ese despilfarro que tanto hace falta para que viva la población. Pero no faltan fanáticos del fútbol, de la política y seguidores de empresarios que los aplauden. Ni modo. (15/IX/13)


'via Blog this'