2 de septiembre de 2013

Minoría de 300 mil maestros frente a la mayoría de 100 funcionarios y multimillonarios - Pedro Echeverría V.  

El presidente Enrique Peña Nieto ofreció un mensaje por su primer Informe de Gobierno, desde la residencia oficial de Los Pinos.
“Minoría” de 300 mil maestros frente a “la mayoría” de 100 funcionarios y multimillonarios
Pedro Echeverría V.

1. Al presidente Peña Nieto y al secretario de Gobernación les agrada hablar de “mayorías” y “minorías”. Dicen que ellos gobiernan en nombre de la mayoría de la población y cualquier protesta contra ellos como gobierno, la califican de “minoritaria”. Indican que los maestros en el país son un millón 300 mil; que un millón están dando clases en las aulas y que una “minoría” es la que protesta y ocupa el zócalo de la ciudad de México por estar en desacuerdo con la “reforma educativa”.  Eso es lo que se llama “democracia formal y representativa”; sin embargo de la que nunca se habla –porque no conviene a la clase dominante- es de la “democracia real y popular, de la que parte del nivel de conciencia y participación de la población.

2. Cuando se ha reunido un millón de personas para protestar contra el desafuero de López Obrador, cuando le dieron la bienvenida a los zapatistas en el zócalo o en las grandes manifestaciones del 1 de mayo, el gobierno siempre habla de minorías porque los habitantes del país son 115 millones; pero el gobierno del PRI y su aliado el PAN no podrán reunir ni un cuarto de millón aunque repartan dinero a raudales y destapen por un mes a los medios de información. Hubo un tiempo –en los sesenta- que el PRI convocaba con cierto “antimperialismo” y la gente lo apoyaba; pero hoy sabiendo lo que es el PRI, el PAN y el PRD, dudo como tú, que alguien se deje engañar. Ahora los partidos no son creíbles y buscan que disfrazarse.

3. En México –pienso que en todo el mundo- ha habido siempre una gran masa de la población que parece importarle un carajo la política (ya muy corrupta y desprestigiada), pero no el futbol, su iglesia, los actores y los festejos; por ese motivo los medios de información (TV, radio, cine, revistas de amor, prensa) no dejan de machacar en ello para hacerlos más ignorantes en lo que sucede en su país y en el mundo y que no aprendan a defender sus derechos. En México le llaman “la mayoría silenciosa” porque nunca opina, menos se manifiesta, pero sí con intensa propaganda y mucho dinero la obligan a votar por quien más regalos, mercancías o dinero reparte. A eso le llaman mayoría y tras sus muy manipulados votos se resguarda el gobierno.

4. Los maestros de la Coordinadora (CNTE) que llevan desde el 15 de mayo ocupando el zócalo de la ciudad de México y manifestándose a diario por las calles, son una “minoría” pero de 300 mil profesores  que se turnan en número de 60 mil para hacer guardias en el zócalo; otros miles se están movilizando en sus estados como Oaxaca, Michoacán, DF, Guerrero, Chiapas, Tlaxcala, Zacatecas, Morelos y otros entidades. Igual son “minorías” de electricistas, estudiantes, telefonistas, mineros, del IMSS, campesinos, indígenas, que por decenas de miles se manifiestan en las calles de la ciudad de México. Son “minorías de 100 mil trabajadores que cada 1 de mayo se manifiestan, pero que de manera permanente se agrupan para protestar.

5. Los que realmente son una real e ínfima minoría del país son los que conforman la clase dominante. Un puñado de 50 grandes empresarios y de 50 grandes políticos subordinados a la política yanqui –poniendo a su servicio a los medios de información, a los policías, al ejército y la marina- determinan sin consultar las políticas. A nadie representan más que a ellos mismos y sus intereses privados. Pero teniendo a su mando a los militares, a la TV y radio, controlan la vida política, económica e ideológica del país. Ellos sí conforman a una real minoría de ricos frente a un 80 por ciento de la población que es pobre, miserable y desempleada.  Así que Peña –al hablar en su primer informe de gobierno- al referirse a los maestros como minoría, parece haberle sangrado la lengua.

6. Las masas, las grandes mayorías de la población, siempre han sido el objetivo de la iglesia, de los medios de información, incluso de la escuela. En todos los sistemas antiguos y modernos siempre fue el objetivo de las clases dominantes tenerlos controlados ideológicamente. Dado que siempre son gigantescas mayorías que rebeladas y conscientes pueden aplastar en un minuto a sus explotadores y opresores, se busca tenerlos controlados, confundidos, enloquecidos, enajenados con ideas individualistas, egoístas, de sumisión, de promesas y castigo. Cargar ese pesado fardo del que es muy difícil liberarse ha sido la obligación de nuestro pueblo impuesto por el poder. El día que esta “minoría” activa logre rebelar a la real mayoría, gobierno y empresarios dejarán de ser idiotas. (2/IX/13)


'via Blog this'