15 de septiembre de 2013

FERNANDEZ NOROÑA pretende darle a AMLO guías para la resistencia civil

Emplaza Fernández Noroña a AMLO a dejar marchas y organizar rebeldía - Grupo Milenio:
POLÍTICA • 15 SEPTIEMBRE 2013 - 4:37PM — BLANCA VALADEZ
El ex diputado del PT afirmó que la desobediencia civil significa “paralizar escuelas, compras, no ir a trabajar ni ver televisión durante 15 días”, ya que, aseveró, no hay Gobierno que lo aguante.



Foto: Blanca Valadez previa   siguiente
Ciudad de México • Gerardo Fernández Noroña, ex diputado del PT, emplazó al líder de la izquierda Andrés Manuel López Obrador a que a más tardar el próximo domingo fije su postura sobre la "guerra pacífica" que se declarará al presidente Enrique Peña Nieto para "derrocarlo o meterlo a la cárcel" y deje de "hacer marchas" que en absoluto impedirán que pasen reformas como la energética.

"Hoy tenemos que correr a Peña Nieto, lo que está pasando es gravísimo, no admite titubeos, no admite demoras, no admite cálculo electoral. Si él no encabeza esa desobediencia civil pacífica, el pueblo decidirá sus liderazgos. Yo creo que hay que jugársela con el pueblo".

"Si López Obrador tiene otra idea mejor, que la plantee, pero no puede ser otra marcha, que vayamos a rodear el Congreso para que los legisladores se vayan a sesionar al Salón de Fiestas Mi Alegría. No, debe de ser ya una decisión suficientemente fuerte para organizar la desobediencia civil, la rebeldía, la rebelión pacífica", dijo.

En una visita que realizó al campamento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, Noroña reprochó a López Obrador que desde semanas ha pospuesto la reunión para tomar acciones contundentes contra las reformas aprobadas y las que vienen a través del Pacto Por México.

-Está rompiendo con López Obrador? No. Ha sido él quien ha estado de sectario. Yo lo sigo apoyando. Voy a ir a su mitin. Lo que no estoy dispuesto es a callarme la boca sino se están haciendo las acciones que requiere el país"

Luego de dar una larga sesión de historia, el petróleo y los luchadores sociales, Fernández Noroña aseguró que no se aceptan titubeos cuando "hay una grave represión contra el magisterio".

Por ello, agregó, el próximo domingo Andrés Manuel debe de entender que con marchas "no vamos a parar ni la represión ni la venta de Pemex con marchas.

"Hice un emplazamiento para que tome una decisión -como líder de la izquierda y del movimiento más importante- enérgica y hacer un combate frontal a Peña Nieto hasta lograr su renuncia.

"Nosotros creemos en la desobediencia civil absoluta y si él el próximo domingo no hace una definición seria, firme, pacífica pero con toda energía para correr a Peña Nieto y al Congreso, entonces el pueblo marcará el rumbo, le diremos cómo debe de ser, que se está equivocando y que es por acá. No puede seguir echando la pelota hacia adelante.

"No puede decir venga mañana, venga pasado y otra marcha, eso no va a detener la brutal represión que hubo con tanquetas, la Policía Federal y el Ejército disfrazado de policía", dijo.

De igual forma señaló que aunque "yo no me apellido Cárdenas, ahí voy a estar. No me ha invitado pero ahí voy a estar en la marcha.

"Pero lo que si le voy a exigir es que ya no puede posponer la convocatoria para la desobediencia civil para derrocar el gobierno de Peña Nieto o la medida que quiera pero suficiente para cambiar las cosas, el país no espera demora. No es 2018 no es 2024 no es el 2030. Esta lucha requiere de todos, de patriotas priistas, panistas, petistas, perredistas, sin partido".

Para Fernández Noroña "hay que actuar con firmeza y decisión necesaria. Tenemos que abrir más frentes para quitarle presión al magisterio. Tenemos que convocar una rebeldía de la gente. Quieren callarnos, un país de rodillas, de gente amordazada.

"Y López Obrador como líder más importante en este momento debe de estar a la altura de la responsabilidad. Y si no está a la altura pues va a ser rebasado por el movimiento porque no puede haber cálculo político, es el momento de la definición y del compromiso con el pueblo absoluta y sin restricciones", sentenció.

La guerra pacifica, dijo, es llamar a la rebeldía, a la desobediencia civil, y significa paralizar todo, escuelas, compras, no ir a trabajar ni ver televisión, 15 días no hay Gobierno que lo aguante.

El ex perredista se tomó fotos con los maestros de la CNTE y se atacó de la risa cuando su compañero Jesús Zambrano recibió rechiflas "no tuvo madre de lo que dijo del magisterio".

Anunció que se filtrará entre la gente en el Zócalo para gritarle a Peña Nieto "traidor a la patria"
'via Blog this'