14 de septiembre de 2013

A IP, las áreas más rentables de Pemex; trabajadores, al margen

SOBERANIA POPULAR: A IP, las áreas más rentables de Pemex; trabajadores, al margen:
SAYDA CHIÑAS CÓRDOVA

Coatzacoalcos, Ver.- Con los nuevos esquemas de asociación y suministro de preferencias que ha establecido Petróleos Mexicanos (Pemex), la iniciativa privada ha entrado a controlar el mercado de los derivados plásticos y subproductos, uno de los más rentables del país.

La dirección de Pemex no descarta que este nuevo esquema se pueda llevar a otros sectores estratégicos, principalmente en la exploración de gas, cediendo parte de los activos de la nación.

Con el inicio de las operaciones de la empresa Petroquímica Mexicana de Vinilo, se entregó a la iniciativa privada uno de los complejos petroquímicos más antiguos del país y el cual, en su tiempo más prolífico, fue considerado uno de los más importantes de América Latina.

Del Petroquímico Pajaritos saldrán más de mil 400 trabajadores que no están considerados dentro de los procesos base que tiene la empresa Mexichem, la cual está operando en su totalidad todo el complejo con sus dos plantas.

Aunque el convenio sólo se aplicaría al área de derivados clorados, donde Pemex permanecía en medio de la cadena productiva con su planta de Clorados III, ésta se extendió hasta la planta de óxido de etileno, uno de los productos con mayor demanda actualmente.

Pemex aportó al convenio de asociación todos sus activos en el complejo, aunque sólo se desincorporó una parte, apoyando a esta nueva empresa con los servicios de energía eléctrica, vapor y agua, lo cual ahorra mucho del proceso de producción.

De acuerdo con los datos de la empresa Mexichem, 40 por ciento del costo de producción de sus plantas de derivados clorados se vería disminuido con el proyecto de asociación con la empresa nacional. En el caso del etileno, esta nueva empresa estará produciendo el producto para después convertirlo en óxido de etileno, compitiendo de manera directa con la empresa brasileña, Braskem, la cual también fue beneficiada por Pemex.

En el caso de Braskem-Idesa, la asociación con Pemex no se pudo concretar, aunque tienen algunos activos que aún podría negociar dentro del esquema de producción, ya que la paraestatal tiene que construir sus instalaciones para suministrarle etanol.

En este caso Pemex estableció un modelo preferencial, bajando los precios del gas para que la empresa pudiera desarrollar sus plantas, firmando un convenio de suministro de 30 años, aun cuando este energético está escaseando y México ya lo tiene que importar. Cabe señalar que el esquema de precios y el convenio firmado entre Pemex y Braskem fue encapsulado para que no se conozcan detalles del mismo.

Los trabajadores de la empresa petrolera vaticinan que después de Pajaritos vendrán otras asociaciones en los complejos Cangrejera y Morelos, donde hay interés de empresas como Idesa para operar líneas de producción de aromáticos.

Didier Marquina Cárdenas, ex dirigente de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP) manifestó que desde hace 20 años hay un intento por privatizar los complejos e intentaron vender el de Cosoleacaque, y ahora se están reparando las plantas para volverlas a ofrecer.

Aunque todavía no se ha dado a conocer otras empresas, Pemex ha sacado a la venta varios terrenos dentro de su área industrial y las autoridades del estado y la Federación han tenido varias reuniones con empresas para establecer facilidades en el ámbito de permisos.

La industria petroquímica del país vive una nueva bonanza, pero sólo esta beneficiando ciertas empresas de la zona como Mexichem. En su reciente visita a la zona, el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, confirmó que se evalúan esquemas de asociación similares a los que realizan en el área de Petroquímica, sobre todo para el gas, ya que ahí la ganancia es menor.

El gobierno federal, dijo, mantendrá la línea de inversión para extraer petróleo, la cual deja mayores recursos al gobierno, ya que aquí puede lograr una utilidad de 80 dólares por barril, mientras que con el gas el margen de ganancia es de apenas 50 centavos por BTU vendido.

Para el director de Pemex la empresa paraestatal debe “compartir riesgos” en los temas de explotación y frenar el incremento de la importación de combustibles que convirte a México en un país dependiente en materia energética, por eso se plantea mantener estas asociaciones.

Refirió que existe un gran campo para las inversiones de la iniciativa privada y que el dinero que aporta Pemex es insuficiente para cubrir la demanda nacional. Actualmente, Pemex invierte de 24 a 25 mil millones de dólares anuales. A pesar de esta inversión se importa la mitad de la gasolina, 70 por ciento de los fertilizantes, 60 por ciento de las resinas y los plásticos, y una tercera parte del gas.
'via Blog this'