Noticias al Momento

Loading...

8 de febrero de 2012

Operación tamal en el PAN | Rubén Martín


Operación tamal en el PAN | El Economista:


CREDITO:
Rubén Martín
El proceso interno celebrado por el Partido Acción Nacional (PAN) para elegir a su candidato presidencial, ha sido celebrado por algunos politólogos como ejemplar, dado que supera a sus adversarios del PRI y del PRD al arriesgarse a convocar a la población abierta en su elección.

Ya sabemos el resultado: Josefina Vázquez Mota superó a Ernesto Cordero y a Santiago Creel obteniendo más de 55% de los casi 475,000 ciudadanos que participaron en la elección.


El resultado, por sí mismo, puede dejar un sabor agridulce pues, apenas votaron poco más de 26% del total del padrón de militantes activos y adherentes que tiene Acción Nacional (1.8 millones).

Más allá de que la dirigencia panista y el propio Felipe Calderón hicieron esfuerzos para construir y difundir un mensaje de unidad tras la jornada electoral (la cara de incomodad de Ernesto Cordero al levantar la mano de Josefina Vázquez revela hasta qué punto se forzó ese mensaje), conviene no pasar por alto el número y el tipo de irregularidades que se denunciaron antes y sobre todo el día de las elecciones.

Tres días antes de las elecciones, Roberto Gil Zuarth y Juan Marco Gutiérrez, representantes de Vázquez Mota, denunciaron que en Sonora el secretario general de Gobierno, Roberto Romero López, promovió la coacción del voto y actos de presión hacia militantes. Además denunciaron que en Puebla un ex empleado y un militante activo del PAN fueron encontrados entregando bienes de consumo presuntamente a cambio de votos a favor de Cordero.

Como cabía esperar, las denuncias de irregularidades se multiplicaron el día de las elecciones. El mismo Cordero denunció que en Teloloapan, Guerrero, halló boletas en las urnas antes de abrir.

La denuncia de anomalías creció en entidades donde además de elegir candidato presidencial, hubo elección concurrente para elegir candidato a gobernador, como en Guanajuato y Jalisco.

En San Francisco del Rincón el precandidato Chevin Moreno fue denunciado por entregar despensas y 500 pesos por voto a su favor. En León se denunció que simpatizantes del candidato ganador Miguel Márquez dio tortas acompañadas de dinero. En Pueblo Nuevo, se acusó a la presidenta del comité municipal, y esposa de uno de los candidatos, de ofrecer 500 pesos y despensas a cambio de apoyar a Márquez.

En Jalisco se reportó que en varios puntos del estado, como Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco, se regalaron desayunos a los votantes. En Santa Ana Tepetitlán,un poblado del municipio conurbado de Zapopan, se repartía una bolsa con un sandwich, una naranja, un refresco y un chocolate. En Tlajomulco el chofer del camión que entregaba comida a quienes votaban, declaró a un medio local que “Nada más es una buena obra, el alimento no se le niega a nadie". El camión que conducía tenía el nombre de uno de los precandidatos a la gubernatura.

En el municipio de Casimiro Castillo, se ofrecía un boleto para la rifa de un automóvil entre las primeras 100 personas que acudieran a las urnas a votar por Fernando Guzmán, ex secretario de Gobierno y ganador de la elección para la candidatura a gobernador en Jalisco.

Además se denunciaron acarreos de votantes en varios puntos. En Guadalajara, un taxista llamó a una estación de radio para informar que durante el domingo fueron contratados varias unidades para llevar votantes al parque Hundido, un punto de la ciudad donde había una mesa de votación.

En Zacatecas el diputado Luis Enrique Mercado, del equipo de Vázquez Mota, denunció coacción del voto a favor de Cordero. "El Comité Ejecutivo Estatal esta operando al más puro estilo priista para la inducción de voto a favor de Cordero (...) En Trancoso, bajaron dos camionetas con personas para votar a favor de Ernesto Cordero a cambio de cemento. En Guadalupe, estaban trayendo gente de más comunidades con la promesa de que les iban a mandar unas despensas la próxima semana", declaró.

A su vez el equipo de Cordero denunció que en Guerrero empleados de Diconsa ofrecieron despensas a cambio de votos para Vázquez Mota.

Como cabía esperar, la dirigencia panista minimizó las denuncias. El encargado del proceso interno, José Espina, dijo que las anomalías no eran graves y que el proceso interno fue exitoso.

Falta un poco de autocrítica entre los panistas, pues lo que se denunció fue el acarreo de personas a votar, el regalo de desayuno y comida, la promesa de despensas y hasta la rifa de un automóvil a los votantes aplicados. En Tlajomulco, Jalisco, se confirmó el pase de lista de votantes que trabajan para el gobierno del estado.

Los panistas no inventan el hilo negro en materia de anomalías electorales. De hecho hace 20 años, en las viejas épocas del autoritarismo priista, les inventaron un nombre.

La concentración de votantes en un punto para ofrecerles un desayuno o alimentos antes de ir a votar se llamó “operación tamal”, el acarreo de votantes se llamó “ratón loco”. ¿Cómo se nombraran ahora las anomalías electorales dentro del PAN? Sin duda, alguien tendrá el ingenio de ponerles un nombre.

Lo cierto es que las anomalías dentro de los procesos internos panistas son ahora una forma de hacer política constante, no son excepciones sino modos de competir por las candidaturas que forman parte inherente a los procesos políticos de Acción Nacional.

Lejos, muy lejos está el tiempo en que los cuadros panistas con mejor trayectoria y discurso ganaban la elección interna. Ahora gana el candidato que es capaz de ofrecer más puestos y recompensas a los caciques estatales, distritales o municipales del voto.

En todo el territorio del país, especialmente donde el PAN es gobierno, se van enquistando dirigentes y corrientes que han sabido conformar grupos y votantes internos gracias al control de la nómina y de la promesa de puestos de trabajo. Así operó el aparato del gobierno federal en esta elección, solo que no a favor de un candidato, sino de dos.

Si los panistas insisten en honrar la memoria de sus fundadores, Efraín González Morfín y Manuel Gómez Morín, deben hacer un severo ejercicio de autocrítica por las anomalías de su proceso interno.

Twitter: @rmartin1011
rubenmartinmartin@gmail.com


'via Blog this'

#AMLO2012 votar