Noticias al Momento

Loading...

5 de diciembre de 2010

DOLIA ESTEVEZ: EL FANTASMA DE PERSHING, El Semanario

EL FANTASMA DE PERSHING, El Semanario
EL FANTASMA DE PERSHING


Dolia Estévez
Perfil
Corresponsal en Washington y especialista en temas internacionales

La percepción de que México es un “Estado fallido” y que Felipe Calderón ha sido rebasado por la violencia de los cárteles de la droga, ha dado fuerza a voces que sostienen que la única alternativa restante es la intervención armada de EU.

Rick Perry, gobernador republicano de Texas, declaró a la cadena MSNBC que no descarta la opción de enviar tropas al país vecino. Roger Pardo Maurer, ex encargado de Latinoamérica en el Pentágono bajo el gobierno de George W. Bush, sostiene que la guerra en México está perdida y sugiere la intervención directa de EU.

Pocos, sin embargo, han sido tan insolentes como el analista Edward Schumacher-Matos. Bajo el título imperativo “México, llama a los Marinos”, Matos escribió en The Washington Post la semana pasada que la élite política y militar mexicana sigue teniendo “demasiado orgullo” nacional como para hacer lo que debe de hacer: invitar a los marinos estadounidenses. El autor de origen colombiano exhortó a los gobernantes de México, país al que dice amar, a salir de su “letargo nacionalista” y, con la ayuda de EU, modernizar su “asfixiantemente jerárquico y obsoleto” ejército. “Los líderes militares, políticos e intelectuales mexicanos, alentados por intelectuales de EU, aún tienen la cabeza puesta en las guerras con EU del siglo XIX y en la Guerra Fría del siglo XX. Hablan de imperialismo y de hegemonía, conceptos que hoy en día son inconsecuentes”.

Consultado al respecto, Cris Arcos, ex subsecretario de seguridad interna del gobierno de Bush, respondió que “aunque es una propuesta un poco fuera de tono, hay gente en EU y en México planeando tal eventualidad. Además existen indicios de que la creciente cercanía de ambos ejércitos podría resultar en algo semejante”.

Por su parte, Raúl Benítez, experto en seguridad nacional e investigador de la UNAM, refutó la validez operacional del planteamiento de Matos. “Los marinos de EU nunca han confrontado organizaciones criminales. Se han especializado en guerrillas convencionales. No es el caso de México. Tácticamente hablando, los marinos se pondrían de tiro al blanco. Es un debate artificial, alimentado por los extremos: la extrema derecha de EU, y la extrema izquierda mexicana, que ve intervención hasta en el aire contaminado de la Ciudad de México. A los narcos les conviene que la izquierda infle este debate, pues ellos evidentemente no quieren que EU ayude al gobierno mexicano. Es ridículo pensar en esa opción. Sería un rotundo fracaso, una expedición Pershing revival, es decir, repetir la aventura de búsqueda de Pancho Villa”.

En marzo de 1916, bajo las órdenes del presidente Woodrow Wilson, el general John Pershing encabezó una fuerza de expedición de 10,000 hombres a México para buscar inútilmente a Villa. La fuerza invasora reculó sin cumplir su misión. Casi un siglo después, el fantasma de Pershing parece querer revivir tentaciones latentes.

FALSA RECETA

Interrogado respecto a si la opción de intervenir en México está en el menú de Washington, Benítez respondió que si bien hay personas de línea dura fuera del establishment de seguridad nacional, como Perry, que lo están sugiriendo, no representa la posición de los tomadores de decisiones o del Pentágono. “Más bien refleja el sentir de sectores muy conservadores que están fuera de la Administración. El Pentágono aún confía en las fuerzas mexicanas, de lo contrario no les darían el equipo de la Iniciativa Mérida. A la Policía Federal, EU le acaba de entregar tres helicópteros Black Hawk”.

Según algunos analistas, las afirmaciones de Hillary Clinton en cuanto a que los cárteles representan una “insurgencia criminal”, han tenido el efecto de fortalecer la idea de la opción militar. David Shirk, director del Instituto Transfronterizo de la Universidad de San Diego, estima que el uso del término insurgencia es “tentador”, pues muchos funcionarios y expertos de EU creen que la doctrina sobre contrainsurgencia es la receta para lidiar con situaciones hostiles.

Sin embargo, sostiene Shirk, imponer un régimen de derecho en México no es cuestión de estrategia militar, sino de desarrollo económico equitativo y de fortalecimiento de las instituciones políticas.


Dolia Estévez


votar